Datos desagregados por sexo e Indicadores de Género

Lo que hace que un indicador sea de género no es la desagregación por sexo del dato ofrecido en el indicador. Es decir, un IG no es aquél en el que simplemente aparece un dato global junto con sendos datos para mujeres y hombres respectivamente.

EJEMPLO:

Esta estructura no es la que hace que un indicador sea de género per sé

Título del indicador

TOTAL

MUJERES

HOMBRES

 nº

 nº

Lo que hace que un indicador sea específicamente de género es que con la información que ofrece nos ayuda a destapar los fundamentos de la construcción social del género y la reproducción de desigualdades entre mujeres y hombres.

Por ello, elaborar IG no es un ejercicio que se haga tan sólo desagregando por sexo un dato global. Es importante tener en cuenta esta idea porque es lo que nos ayudará a distinguir entre indicadores de género e indicadores neutrales y, sobre todo, nos permitirá rendir cuentas en los procesos de intervención social.

Veamos un EJEMPLO muy actual:

  Los datos de la EPA del 2º Trimestre de 2012 apuntan que el total de personas activas mayores de 16 años en España es de 23.110,4 millones de personas. Este dato hace referencia a un indicador neutral, ciego al género, que podría ser desagregado por sexo.

Indicador neutral

Personas activas mayores de 16 años en España (II T 2012)

TOTAL

23.110,4

Fuente: Instituto Nacional de Estadística, EPA, segundo trimestre de 2012

Al desagregarlo, y siguiendo la misma fuente, tendríamos que del total de personas activas, 12.590,5 millones son hombres (el 54,5%) y 10.519,8 millones son mujeres (el 45,5%).

Indicador

desagregado por sexo

Personas activas mayores de 16 años en España (II T 2012)

TOTAL

MUJERES

HOMBRES

23.110,4

10.519,8

12.590,5

100%

45,5%

54,5%

Fuente: Instituto Nacional de Estadística, EPA, segundo trimestre de 2012

Esta desagregación por sexo, ya sea en términos absolutos o en porcentajes, no convierte el dato global incluido en el cuadro de arriba en un indicador de género, ya que la proporción de mujeres y hombres activos no es un IG en sí mismo sino que es un dato desagregado por sexo.

Pero, ¿Por qué no es un Indicador de Género?

Porque en sí mismo no nos ayuda a conocer cómo interviene el género en la existencia de esta diferencia (¡2070,7 millones de mujeres activas menos!). Simplemente nos ofrece la diferencia numérica sin más.

Y entonces, ¿qué es lo que hace que un indicador sea de género?

Esta podría ser una de las preguntas del millón. A mí misma me cuesta verbalizar la respuesta.

Para muchas personas, la proporción de hombres y mujeres activas en España sí podría ser un indicador de género. El punto clave sería que para dotar de sentido de género a esa proporción es necesario poseer previamente ciertos conocimientos o análisis en clave de género. Las personas que sí poseen esos conocimientos podrían asegurar que nuestro ejemplo sí se trataría de un IG propiamente dicho.

En esta línea, es bien sabido que en la lectura de los datos siempre es necesario conocer el contexto del que nos hablan para interpretarlos adecuadamente. Así que, de forma evidente, si yo poseo conocimientos de género podría presumir en el ejemplo que estamos viendo que la diferencia entre mujeres y hombres en el número de personas activas se puede deber a diferentes razones. Entre estas razones, y dados esos supuestos conocimientos previos, yo podría destacar un reparto desequilibrado de las tareas domésticas y familiares, una tradición social que ha desvinculado a las mujeres del mercado laboral o una mera adjudicación diferencial de roles. Podría ir incluso más allá y aventurar que esa diferencia esconde fuertes desigualdades de género vinculadas con los derechos derivados del empleo, el prestigio social o la autonomía económica.

Pero si no poseo esos conocimientos la explicación que yo podría dar sería sencillamente que las mujeres no están interesadas en el empleo o que efectivamente se vinculan más que los hombres a los ámbitos domésticos y familiares pero sin dotar a esta realidad de una explicación de género sino simplemente dándolo por sentado como producto de un deseo natural o una tradición bien enraizada y comúnmente aceptada.

Por eso, desde la propuesta que yo desarrollo en este blog, insisto en que el ejemplo que estamos viendo no es un IG porque un IG tiene que aportar otros matices de información que permitan profundizar o perfilar con más facilidad las formas en que se manifiesta la estructura social del género.

Siguiendo con el mismo ejemplo y en esta línea de datos e información, ¿qué podrían ser indicadores de género? Se me ocurren los siguientes:

  • Mujeres y hombres activos en España según su relación con la actividad económica;
  • Proporción de mujeres y hombres en la población activa española que se reincorpora al mercado laboral;
  • Causas de abandono y reincorporación como población activa;
  • Tasa de permanencia en la población activa según sexo;
  • Hombres y mujeres activas en España según rango de edad;
  • Etc.

En definitiva, la desagregación por sexo de la población activa española, si bien es un dato útil para conocer el mercado laboral español no lo es para conocer los fundamentos del género en su estructura y, mucho menos, las posibles desigualdades entrelazadas en el dato diferencial que el indicador desagregado aporta.

En resumen:

®     Los datos desagregados por sexo no son intrínsecamente Indicadores de Género.

®     Los Indicadores de género contribuyen a hacer visible el sistema de sexo/género a través de alguna de las dimensiones de la desigualdad.

®     El reflejo de la estructura del género en los indicadores solamente se puede realizar si se poseen conocimientos previos en análisis de género.

Anuncios
Deja un comentario

6 comentarios

  1. ML

     /  23 enero, 2013

    Me ha parecido muy interesante, creo que la explicación es muy clara. Nos puede ayudar a no hacer interpretaciones rápidas y fáciles. Como soy profesora me parece una línea de análisis para poder trabajar con el alumnado de bachillerato.y de esta manera ayudarles a interpretar las informaciones y los datos “hilando más fino”.

    Responder
    • Muchas gracias por tu observación ML, justamente se trata de conseguir lo que expones. Me alegro de que sea una explicación clara y útil también para el alumnado de bachillerato… si comenzamos a trabajar ahí, ¡cuánto avance conseguiríamos! 🙂

      Responder
  1. No está todo perdido. A las mujeres nos quedan los Anexos. | Indica con Género
  2. Qué es un Indicador de Género | Indica con Género
  3. Indicadores cualitativos: lo significativo | Indica con Género
  4. #25N contra la violencia machista. Algunos indicadores judiciales. | Indica con Género

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: